Go to content page Facebook Twitter Instagram Youtube Citizen
Site map

Es uno de los 37 abanderados en el país Estudiante samario es nombrado embajador de los páramos de Colombia

Publicado el 27/07/2021 03:21 PM por Dirección de Comunicaciones

Su experiencia en proyectos y su formación profesional en Biología de UNIMAGDALENA fueron claves para ser escogido entre 500 jóvenes de todo el territorio nacional en una convocatoria que propendió por fortalecer los conocimientos y el liderazgo de los activistas ambientales.

Las botas de Omar Guerra Rodríguez se adentraban en un camino rodeado de bosques, lagunas y frailejones desde los 3.200 hasta los 3.700 metros sobre el nivel del mar. La expedición inició en el centro de Colombia, específicamente en un emblemático Parque Nacional Natural ubicado entre los departamentos de Cundinamarca y Meta: el P.N.N. Chingaza.

Fueron tres días y dos noches explorando a 6 °C las montañas donde los Muiscas y los Guayupes dejaron vestigios de su cultura y civilización, y donde hoy permanece uno de los ecosistemas representativos de la geografía andina del país, cuya biodiversidad y presencia de comunidades campesinas fueron parte de la experiencia que enriqueció los conocimientos de Omar.

Omar Guerra Rodríguez es estudiante de pregrado del Programa de Biología de la Universidad del Magdalena y visitó a Chingaza tras ser seleccionado como uno de los 37 embajadores de los páramos de Colombia, en una iniciativa liderada por la marca Agua Zalva de Bavaria, en alianza con la Universidad EAN, el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, la Consejería Presidencial para la Juventud y Parques Nacionales Naturales.

Esta campaña, denominada ‘Jóvenes por los páramos’, tiene el propósito de empoderar a adolescentes y adultos para abanderar el cuidado de estos ecosistemas en Colombia, que representan el 50% de los existentes en todo el mundo, y liderar acciones desde el activismo juvenil para la resolución de sus problemáticas ambientales, sociales y políticas.

En la visita al complejo de páramos de Chingaza, además de interactuar con las comunidades y conocer su papel en estos territorios, los embajadores se capacitaron sobre el manejo de políticas, medio ambiente y sociedad civil, en aras de profundizar en las dinámicas que se desarrollan allí, instruirse en formulación de proyectos y fortalecer sus capacidades para la toma de decisiones.

Un ‘embajador’ comprometido con el ambiente

La trayectoria de Omar Guerra en trabajo con páramos y comunidades, el desarrollo de proyectos ambientales y su formación profesional en Biología fueron clave para ser escogido entre 500 jóvenes de todo el territorio nacional que participaron en la convocatoria. Este futuro biólogo de la Alma Mater se desempeña actualmente como Director de Proyectos de la organización local ‘Los Jóvenes Hablan’, en cuyas actividades descubrió la existencia del programa y sin pensarlo dos veces se postuló.

El joven reconoció que, aunque la iniciativa les da la oportunidad a estudiantes de diversas profesiones, su formación académica en esta Casa de Estudios Superiores, en un área afín, le ha permitido involucrarse en el mundo de la conservación y fue determinante para su selección. “Yo tuve un antes y un después cuando entré a la Universidad. Me dio una perspectiva muy amplia y diferente de la vida. Me cambió por completo. Biología ha sido la carrera de mis sueños, porque he vivido cosas que jamás pensé”, admitió.

Iniciativas y proyecciones

Pese a que la convocatoria correspondió a un plan piloto, el conocimiento adquirido sobre la rehabilitación de los páramos y la participación comunitaria impulsaron a la primera generación de embajadores a tomar la vocería y convertirse en ejemplo para que las juventudes sean protagonistas del cuidado de los 37 complejos que hay en el país.

“Estamos pensando crear una red de jóvenes de páramos para ampliar el grupo de embajadores, incluir más personas que estén capacitadas y que quieran trabajar por esos ecosistemas (…) nosotros tenemos que ser la guía para que otros nos miren y sigan el ejemplo de nuestro trabajo”, aseguró Omar Guerra, dejando en alto su liderazgo.

Dado que la representación de la región Caribe en el programa fue escasa, Omar invita a todos los estudiantes y egresados de la Institución a aprovechar su talento, conocimientos y capacidades para generar transformaciones, a partir de múltiples iniciativas.

De esta manera, demostrando que la educación de alta calidad de UNIMAGDALENA inspira a tomar acciones proactivas y propositivas para aportar al desarrollo sostenible, Omar Guerra sentenció: “ayudar a las comunidades y al medio ambiente es mi interés (…) yo seré un embajador de los páramos por siempre”.

Comparte esta publicación

Facebook Twitter
Informate de las medidas transitorias de adaptación ante la contingencia generada por la pandemia del virus COVID19